jueves, 1 de marzo de 2012

1 - Aburrimiento


Era un día normal en la universidad, se entiende que quiero decir largo, exasperante y sobretodo tedioso. No podía soportar más a este profesor. Estaba dando una clase magistral, según susurraba detrás mía la chica popular de la universidad (que babeaba cada vez que lo veía), si claro, magistralmente aburrida... Sonó el timbre haciendo que saliese de mis ensoñaciones.


-Silvia- me llamó el profesor cuando estaba recogiendo mis cosas- Tengo que hablar contigo.
-Si, por supuesto- respondí automáticamente. ¿Habría notado que no le estaba prestando atención? Suspiré.
Mis amigos me miraban con algo parecido a la diversión. Claro, para ellos debía ser divertido que me castigase el profesor que más me odiaba. Los miré con furia y cesaron con sus ridículas risitas.
-Nos vemos después- me dijo Mateo- ¡No te olvides de que tenemos una cita!- dijo gritando mientras salía por la puerta.
Las chicas que aún quedaban en el aula me miraron con rencor. ¡Joder!, esto no iba nada bien. Miré al profesor que tenía su fría e inexpresiva mirada puesta en mí. Por lo menos iba mejorando (nótese la ironía). Cuando todos salieron del aula, cogí mi mochila y me acerqué a la mesa del profesor para sufrir la reprimenda.
-Silvia- dijo duramente. Clavando su mirada en la mía- Si vuelves a faltar un solo día más a mi clase voy a tener que suspenderte la asignatura – sentenció imperturbable.- Sabes que no se tolera en esta universidad tan elevado número de inasistencia a clase. Además he hablado con otros profesores y solamente evitas mi clase. - dijo finalmente.
-Vale.- dije sin más. Deseando estar en cualquier lugar menos en frente de este déspota. - ¿Me puedo ir?
-No. Aún hay algo más. - dijo con un brillo extraño en su mirada- Tendrás que hacer un trabajo extra si quieres recuperar tu derecho a examen.
-¿Qué? ¡Eso es injusto! Tengo más asignaturas a las que atender y hay mucho trabajos para entregar. No puede ponerme tareas extra. - dije realmente furiosa. Realmente era un idiota.
-Pues deberás encontrar tiempo de donde sea. Por ejemplo, podrías empezar por cancelar la cita con Mateo...- dijo con una sonrisa perversa.
¡Gilipollas!
-Pero...- dije intentando convencerlo.
-No hay peros que valgan. El trabajo lo tienes que entregar en dos semanas. El tema es libre, pero tiene que estar relacionado con el tema que estamos dando. Si no se te ocurren ideas, yo te podría dar algunas. Por ejemplo...- dijo ampliando más su sonrisa- Podrías hacer un trabajo sobre...
-No se preocupe. Ya buscaré un tema- dije desdeñosamente y dejándolo con la palabra en la boca.
Salí del aula hecha una furia. Iba tan concentrada lanzando maldiciones en contra del profesor que choqué contra alguien y casi me caigo sino fuese porque me habían sujetado a tiempo.
-¡Ah!- exclamé con sorpresa mientras levantaba la mirada hacia la otra persona.
-¿Estás bien?- preguntó dulcemente Mateo.
-Si. Lo siento- dije avergonzada.
-No pasa nada. Me lo compensarás hoy en la fiesta- dijo con una gran sonrisa que hacía que me derritiese.
-Esto... No estoy segura de que deba ir- dije finalmente- Me han puesto un trabajo extra.
-Oh. ¿Jorge?- preguntó. Jorge era el nombre de nuestro profesor.
-Exacto- dije suspirando.
-No te preocupes. Si quieres otro día te ayudo a hacerlo, pero hoy nos toca divertirnos.-dijo con una sonrisa contagiosa.
-Yo...-intenté objetar.
-Si no...- dijo maliciosamente- Te tendré que secuestrar
-¿A si?- dije juguetonamente- Para eso tendrías que atarme- dije sensualmente en su oído.
-No creo que tenga muchos problemas para eso-dijo con la voz ronca por la excitación.
Se acercó a mis labios peligrosamente.
-Ya sabes que no debemos besarnos en público- susurré.
-Mejor dicho tú no quieres que nos besemos en público-susurró él.- Pero aquí no hay nadie, ¿verdad?
-Verdad- dije acortando las distancias. Sabiendo que duraría poco nuestro secreto. No quería que los demás me tratasen diferente por ser la novia del chico popular. Me gustaba pasar desapercibida aunque no siempre podía. Yo no era hermosa del tipo común, tenía la piel pálida e inmaculada, unos ojos castaños comunes, un pelo castaño largo y ondulado, además de que no tenía ese cuerpo de infarto típico, sino que tenía mucho pecho y caderas. Él me decía que era perfecta, pero yo sabía que no era así. Distaba mucho de ser como la barbie que tenía por novia antes, Sofía. La chica que justo se sentaba detrás mía. Mi pesadilla.
Nos fundimos en un beso desesperado. Lo atraje hacia mí, aferrándome a su cuello. Me arrinconó contra la pared y puso los brazos en mis caderas acercándome a su erección. Gemimos al unísono. Profundizamos el beso y él subió una de sus manos a mi pecho y lo masajeó creando un calor sofocante entre ambos. Se me cayó la mochila al suelo y el tiró la suya para poder elevarme. Mis piernas se cerraron en torno a su cintura sin pensarlo. No quería separarme de él. Volvimos a besarnos con la misma fiereza de antes y sin control. Alguien tosió a su espalda. Miré por encima del hombro de Mateo y ahí estaba mi odioso profesor.
-¡Mierda!- dijo Mateo expresivamente.
Me desenrosqué de su cintura y volví a ponerme de pie. Cogí mi mochila y me dispuse a ir a mi siguiente clase.
-Adiós, preciosa- dijo Mateo sin moderar el volumen de su voz- Nos vemos después.
-Claro- dije completamente sonrojada y dirigiéndome directamente hacia Jorge. Si, estaba en medio del pasillo que llevaba a mi siguiente clase. Una suerte, ¿eh?
-Silvia- dijo con voz ronca.
-¿Si?- pregunté evitando el contacto visual con él.
-Nada- dijo finalmente suspirando.
Consiguió que esas palabras y el suspiro hiciesen que lo mirase a la cara. Estaba tenso. Parecía que no se encontraba bien.
-¿Estás bien?-pregunté acercándome a él y tocándole el hombro con preocupación. Abrió los ojos en ese instante y lo que vi en ellos me asustó. Furia, deseo, dolor, confusión, tantas emociones en ellos. Me quedé atrapada unos segundos sin poder apartar mi mirada.
-Lo siento- musitó. Eso sonó demasiado extraño en sus labios.
Me fui sin contestarle a la siguiente clase, estaba totalmente confusa por ese cambio en mi profesor. ¿Qué le pasaba?,¿qué era lo que sentía?

14 comentarios:

  1. OH! me encanto quiero ver como sigue :D !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mañana mismo tienes otro capítulo Alejandra. Muchísimas gracias por leer!!
      Un besote!

      Eliminar
  2. En cuanto pueda te aviso para la entrevista!!
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anna, lo haré cuando me digas.
      Un besazo.

      Eliminar
  3. Hola, acabo de descubrir tu blog y he de decirte que me encanta esta historia. Espero con ansias que sea mañana para poder leer la continuación.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias CriiSStiii!
      De verdad que me alegra que te guste la historia. La verdad es que es cortita!! Jaja.
      Un besito.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Muchas gracias por leerme y comentar.
      Me hace muy feliz que te guste!
      Un besazo.

      Eliminar
  5. Ha sido un capítulo interesante. Me quedaré para saber como sigue.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que lo sigas!!
      Un beso.

      Eliminar
  6. Jejeje, me gusta tanto lo k escribes y como lo haces, k he comenzado a leerme esta historia tuya también jejeje

    Bs!

    Pd: Me gusta ese profesor! ^.^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Dulce,
      Es un gran placer tenerte por aquí y que te gusten las historias, además soy muy novata en esto.
      Muchos besos.

      Eliminar
  7. Me uno a leer tus historias. Esta interesante *__* y quiero saber más. Ojala me pasaran cosas así en mi universidad jaja. Un besito^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El deseo de toda estudiante (yo incluida)! Una vida emocionante y con buena compañía, jeje.
      Muchas gracias por tu comentario, espero que sigas leyendo la historia.
      Besos.

      Eliminar

Gracias por comentar.

Susana Barreiro. Con la tecnología de Blogger.

Blog protegido

myfreecopyright.com registered & protected
Protected by Copyscape Web Plagiarism Detector
Licencia Creative Commons
MARCADA por SUSANA BARREIRO GONSALVE se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en http://milirio.blogspot.com/ Licencia de Creative Commons
Aprendiendo a amar by SUSANA BARREIRO GONSALVE is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://milirio.blogspot.com/